Argentina Uruguay
Anima Una

NOVEDADES

“Mirá a lo profundo de tu corazón, Dios te espera, Él te busca”.

El sentido del Lema del Vicariato para el 2016

lema2016-portada-twitter

Queridas comunidades, nos acercamos nuevamente a ustedes para compartir el lema de este año, y de este modo, dar continuidad al Itinerario de Conversión Pastoral. Este lema deberá orientar nuestras actividades y planificaciones: “Mirá en lo profundo de tu corazón, Dios te espera, Él te busca”.

En este año desde el Itinerario reflexionaremos sobre la Inquietud del Encuentro con Dios, por lo tanto, el lema quiere expresar este deseo del encuentro a través del movimiento de nuestro corazón hacia el Dios de la misericordia. Seguimos en este proceso de conversión personal y comunitaria renovando desde ahí nuestras pastorales dándoles un nuevo impulso evangelizador.

Mirar en lo profundo del corazón es desinstalarse de sí mismo para salir al encuentro de los demás y al encuentro con Dios, un Dios con entrañas de misericordia. Por eso haciéndonos eco del Jubileo de la Misericordia queremos reflexionar sobre la conversión de nuestro corazón en la misericordia de Dios. El Papa nos invita al convocar el Jubileo de la Misericordia: “Siempre tenemos necesidad de contemplar el misterio de la misericordia. Es fuente de alegría, de serenidad y de paz. Es condición para nuestra salvación”1.

Dios te espera para ir al encuentro de Jesús en la Eucaristía que es fuente de la Misericordia, es una de las propuestas para este año en que celebramos el 11º Congreso Eucarístico Nacional en la ciudad de Tucumán, junto a la celebración del bicentenario de la Independencia de la Patria. La invitación de nuestros obispos es la siguiente: “Nos disponemos, como familia de Jesús, a celebrar el Año Santo de la Misericordia que ha de impulsarnos a buscar en la Eucaristía la fuente inagotable de su amor, a abrir nuestros corazones a la misericordia y a ser testigos de ella, especialmente frente a los pobres, a los enfermos y a los excluidos”2

Como Agustinos animamos nuestro corazón buscando en la interioridad la fuerza para salir al encuentro de Aquel que da sentido a nuestras vidas. Porque Dios nos espera y no se cansa de buscarnos. Como dice el Papa Francisco: “un padre que no se cierra en el resentimiento por el abandono del hijo menor, sino al contrario continúa a esperarlo, lo ha generado, y después corre a su encuentro y lo abraza, no lo deja ni siquiera terminar su confesión, como si le cubriera la boca, qué grande es el amor y la alegría por haberlo reencontrado; y después va también a llamar al hijo mayor, que está indignado y no quiere hacer fiesta, el hijo que ha permanecido siempre en la casa, y también sobre él el padre se inclina, lo invita a entrar, busca abrir su corazón al amor, para que ninguno quede excluido de la fiesta de la misericordia”3.

Fr. Pablo García Falcón, OSA

Consejero de Pastoral y Vocaciones

1 Misericordiae Vultus 2, Bula de Convocación del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, Papa Francisco.

2 Obispos Argentinos, 109° Asamblea PlenariaPilar, 25 de abril de 2015.

3 Catequesis del Papa Francisco, 13 de enero de 2016.